Hacía tiempo que buscaba una tarta de queso vegana, sin lactosa y fácil de hacer.

Y me quedé alucinada con el sabor y la textura, mejor que la tarta de queso con queso.

Porque en casa hemos disminuido mucho el consumo de lácteos y los que tomamos sobre todo son de cabra u oveja por mejor asimilación. Pues te puedes creer que cuando como alguna vez queso de vaca me sienta peor que antes.

Para sustituir el queso, en la alimentación vegana, se utilizan los frutos secos, en especial los anacardos.

Veamos ahora la receta

Tarta de queso vegana, la receta

INGREDIENTES

PARA LA BASE

  • 30 g de almendra picada
  • 20 g de coco rallado
  • 2 cucharadas de caramelo de dátiles:
    • Es muy fácil de hacer: Necesitarás 250 g de dátiles (remojados) y 180 ml de leche de almendras (o agua, o leche, o bebida vegetal…) y lo trituramos. Y es el mejor endulzante que puede haber para tus postres.
  • 2 cucharadas de aceite de coco

PARA LA CREMA

  • 90 g de anacardos
  • 120 g de leche de coco espesa
  • Miel (o Sirope de agave o estevia. Pero si le pones miel, ya no será vegana.) 😉

PARA LA CAPA DE FRUTA

  • 1 mango bien maduro (150 g)
  • 25 g de agua
  • 1 cucharadita rasa de Agar Agar
  • 1 cucharadita de limón
  • 20 g del endulzante que prefieras (o no)

PREPARACIÓN

  1. Empezamos poniendo a remojo los anacardos durante por lo menos 6-8 horas.
  2. Empezamos a preparar la base, picando las almendras (no muy finas) y mezclando luego todos los ingredientes con las manos y formando una masa.
  3. Repartir la masa en un molde. Si el molde es redondo, necesitarás uno de 23 cm como este de aquí. Y si has utilizado uno rectangular como yo, este va genial.
  4. Reservar en el frigorífico.
  5. Continuamos con la crema de queso vegana, enjuagando bien los anacardos que han estado en remojo 6-8 horas. Los trituramos junto con el resto de ingredientes (leche de coco y endulzante).
  6. Rellenamos el molde y lo volvemos a dejar enfriar en la nevera.
  7. Seguimos preparando el último paso: la capa de fruta. Puedes elegir la fruta que quieras. En mi caso, el mango.
  8. Batimos el mango (o la fruta) con el limón, lo calentamos en una cazuela y añadimos el endulzante (yo no le puse endulzante).
  9. Disolvemos el agar-agar en el agua, lo añadimos a la cazuela y lo dejamos hervir durante 5 minutos.
  10. Dejamos enfriar la mezcla un poquito y cuando esté medio fría añadimos la mermelada por encima de la crema de anacardos.
  11. Dejamos que se enfríe todo en el frigorífico y cuando la tarta esté fría, desmoldamos y a comer.
  12. Para adornar la tarta, le he puesto frutos rojos y le da muy buen sabor.

Anímate a hacerla y me dices qué tal

Alba Marti
¡Comparte el artículo!
  •  
  •  
  •   
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.