¿Quién puede ser distribuidor de Young Living? TODO EL QUE QUIERA SERLO. 

Con Young Living es muy fácil. Tan solo hay que comprar el kit de inicio y decidir si se quiere ser consumidor o distribuidor.

Y a mí, después de probarlos un tiempo, como me gusta ayudar a la gente, decidí ser distribuidora y compartir con todo el mundo el poder de los aceites esenciales.

La inversión que se hace es mínima, tan solo hay que comprar el kit. Y como yo lo compré para mí y para beneficiarme de todos los poderes, me dije que no perdía nada en hacerme distribuidora.

Siendo distribuidor se pueden generar ingresos. Hay mucha gente que se dedica única y exclusivamente a ser distribuidor de Young Living. Y a mí me encanta este trabajo. Me encanta formar un equipo y ver como ese equipo crece. ¿Quién no ha soñado nunca con tener esa libertad para uno mismo, de ser su propio jefe y de trabajar en pijama o desde donde sea?

Porque ser distribuidor es formar parte de un equipo. Mi equipo, el tuyo, el nuestro y el de toda la gente que quiera hacerlo. Como distribuidora, si pasas por mi cuenta, yo cobraré una comisión por la venta, pero tú vas a unirte a un equipo y vas a aprender sobre el negocio, sobre los aceites esenciales y muchas cosas más.

Es muy apasionante, ver como el equipo se forma, y ver sobre todo el espíritu de ayuda, de aprendizaje y de compartir de todos los miembros.

Si tu pasión es ayudar a los demás y buscas la libertad, estás en el lugar adecuado.

Juntos vamos a construir este gran equipo, vamos a aprender a hacerlo.

Así que, ¿te apetece?

¡Sólo necesitas tener muchas ganas de aprender!

¡Compra el Kit de Inicio!

 

 

 

¡Comparte el artículo!
  •  
  •  
  •   
  •  
  •