No puede ser más fácil de hacer. 

Tan sólo necesitas chocolate negro al 70 % fundido y leche de almendras.

La leche de almendras la hago yo. Pero también puedes encontrar en el mercado sin azúcares añadidos y de buena calidad. La marca alpro las hace.

Hazlo en 2 etapas: rellena la mitad del molde a helados de chocolate negro, ponerlo en el congelador y esperar a que se congele. Después acabar de rellanar el molde con leche de almendras y dejar congelar.

Los moldes utilizados son de la marca lekué. Haz clic aquí para comprarlos.

¡Comparte el artículo!
  •  
  •  
  •   
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.